Las mascotas en nuestro hogar
23 Ago
Las mascotas en nuestro hogar
Sabemos que para muchas personas el deseo de tener una mascota es un sentimiento fuerte y en ocasiones inaplazable. A menudo discutimos con nuestros amigos sobre la importancia de una compañía fiel, divertida e incondicional… y terminamos atribuyendo todos estos adjetivos, a una mascota.

Entre las opciones suenan preferencias por los perros, gatos, conejos, peces y últimamente una bastante singular: los aclamados cerdos minipig… ¡Bueno! sin citar a algunos excéntricos, quienes prefieren un pato, un pollo, una cabra, una serpiente, entre otros. En resumen una mascota lo cambia todo, al punto que se convierte en un integrante más de la familia.

Es realmente fascinante realizar todos los preparativos para la llegada de una mascota. Desde escoger el nombre, las compras de accesorios, juguetes, cobijas, implementos de aseo, gimnasios, prendas, leer las tablas nutricionales de los alimentos que le proporcionaremos, hasta la asignación de las tareas de cada uno de los integrantes de la familia correspondientes al aseo de ese nuevo habitante de casa.

 

Sin embargo, existe una serie de acontecimientos, no tan gratos, vinculados a la llegada de una mascota a nuestros hogares, por ejemplo: encontramos muebles destrozados, cojines arañados, el sofá manchado porque olvidaron su hueso de carnaza salivado, y sin mencionar que en muchos casos, especialmente, los perros, gatos y cerdos, tienden a tomar las sillas de la sala como lugar predilecto  para hacer sus necesidades fisiológicas, mientras les enseñamos a hacerlas en el sitio adecuado. Y así, poco a poco la convivencia con nuestros nuevos amigos empieza a tornarse no tan agradable, de tal manera, que empezamos a buscar soluciones, algunas asertivas, otras no tanto y también algunas que nos llenan de frustración.

¿De frustración?, sí, para explicarlo vale la pena citar una situación que es más común de lo que imaginamos: aquella donde  tenemos que recurrir a una aburrida y desatinada manta, para cubrir nuestro bello sofá y sillas en general, las cuales su color, materialidad y textura, fueron cuidadosamente escogidos para que complementaran el espacio haciendo contraste con el tapete, los cuadros y el resto de accesorios de la decoración. Pero todo sea por proteger nuestros muebles sin privar de comodidades a nuestras mascotas.

Otras situaciones son aquellas donde tomamos decisiones poco asertivas y terminamos delimitando el acceso de las mascotas a ciertas áreas de la casa, haciéndoles sentir  como si fuesen  invasores.

Para evitar tomar decisiones que nos hagan sentir culpables, inconformes y además que perjudiquen la vida de nuestras mascotas, es importante conocer que actualmente se han desarrollado textiles que facilitan el mantenimiento de nuestros muebles. Pide a tu decorador que utilice textiles de Lafayette Deco como fidenza y lucerna, que repelen líquidos y salpicaduras accidentales, por lo tanto pueden ser limpiados y despercudidos fácilmente con líquidos para muebles.

 
Por otra parte, también puedes utilizar textiles como microsuede y leia cuya tecnología hace que su textura sea amigable con mascotas, al evitar el enganche de las uñas.

Así podemos tener tranquilidad de la conservación de nuestros muebles, sin evitar el libre desplazamiento de nuestras mascotas por toda la casa y su interacción con la decoración de nuestros espacios. Vale la pena conocer un poco más de los materiales hoy en día ofertados, para que la convivencia con nuestras mascotas sea cada vez más fácil y así retribuir a ellas el amor incondicional que nos proporcionan.

Deja un comentario

¿Tiene un negocio de volumen y necesita colores específicos?

Contáctanos

¿Dónde comprar?

Conoce los canales que ponemos a tu disposición para que realices
las compras de tus textiles preferidos

Ver más